Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Recursos Escuela Sabática 

Comentario de la Lección 



Lección 10 

(31 de Mayo al 7 de Junio de 2008) 

La intensidad de su caminar 



Pr.Santos Corrales 

Versículo de memoria: "Porque el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para 
servir, y dar su vida en rescate por muchos" (Marcos 1 0:45) 

Idea Central : Jesucristo, el Hijo de Dios, dio su vida en forma voluntaria para que los 
seres humanos que lo acepten por fe tengan salvación y vida eterna. 

Pregunta de confraternización: ¿Qué sentimientos nos produce la muerte? ¿Por 
qué? 

Use todo el tiempo: 

1 . Como Director (10 minutos): 

• Escuche a cada miembro de su clase o grupo pequeño. 

• Preste atención a la respuesta a la pregunta de confraternización. 

• Pida que sus alumnos hagan sus pedidos de oración y ponga atención a la 
oración intercesora. 

• Designe quien visitará a los ausentes. 

2. Como Maestro (35 minutos): 

• Escoja los puntos sobresalientes de la lección. 

• Invite o estimule la participación de cada alumno. 

• Use las preguntas adecuadas. 

• Escriba las preguntas que hará. 

• No deje nada librado a la improvisación. 

3. Como Líder Misionero (10 minutos): Este es el momento de ver como van sus 
alumnos en el programa de discipulado. 

• Comentar qué hicieron en relación con la testificación durante la semana. 

• Planificar las actividades (Estudios bíblicos, parejas misioneras, oración inter- 
cesora, operación rescate, visitación, etc.) 



INTRODUCCIÓN 

• Puede mostrar una cruz (diferentes cruces, de diferente material) capturando la 
atención. Páselas de uno a uno y pida que expresen la sensación, o que les re- 



La muerte de Jesús en la cruz es algo maravilloso, porque su significado aun per- 
manece, es trascendente, se sigue hablando y se seguirá estudiando. 

El significado pleno no se puede lograr ya que es un misterio, solo podemos saber 
hasta donde ha sido revelado. Este misterio cae en la esfera de la revelación divi- 
na. ¿Por qué murió? ¿Cómo murió? ¿Para que murió? Son preguntas que la lec- 
ción intenta responder. Estas inquietudes son las que agitan la mente del ser 
humano. 

Esta lección puede ser abordada en tres secciones: 

1 . Nacido para morir (tenía que suceder). 

2. Vivió para morir (Y sucedió). 

3. Un logro maravilloso (Sí se logró). 



I. Nacido para morir (Tenia que suceder) 

1. Según Lucas 2:34, 35 el niño que fue presentado en el templo, Jesús, estaba 
profetizado que era "nacido para morir". 

a. "Para caída y para levantamiento" 

• Cristo dijo que él era "la piedra que desecharon los edificadores" 
(Mateo 21:42; ver Salmo 118:22). "Debemos caer sobre la Roca y 
ser quebrantados antes que podamos ser levantados en Cristo" (El 
Deseado de todas las gentes, p. 39). 

• "Cristo es el gran Imán de todas las edades: atrae hacia él a los que 
son humildes y contritos de corazón. Algunos, como Mateo, Zaqueo 
y María Magdalena -generalmente considerados como 'publícanos y 
pecadores'- se sintieron poderosamente atraídos por el Médico que 
podía restaurar su vida quebrantada. Otros, como los fariseos y es- 
cribas -que creían no tener necesidad del Médico celestial-, fueron 
alejados del Salvador por la perversidad de su propio espíritu" (Co- 
mentario Bíblico Adventista, tomo 5, pp. 677, 688) 

b. " Señal" (del griego Semeion) "señal", "prenda". Cristo es, como represen- 
tante del cielo, el símbolo de la salvación; es la prenda viviente o testigo 
del amor del Padre, cuya misión en la tierra proporciona una evidencia 
irrefutable (Juan 3:1 6; El Deseado de todas las gentes, p. 11). 

c. "Espada" (del griego romfáia, palabra que se emplea para designar una 
espada grande como la típica espada de Tracia. Debe distinguirse entre 
romfáia , la espada larga, y májaira, la espada corta romana, que aparece 
comúnmente en el Nuevo Testamento. La espada de Goliat se describe 
como romfáia en la LXX. Se supone que la romfáia era un arma más for- 
midable que la májaira, y se emplea aquí en forma figurada para describir 
el dolor que traspasó el corazón de María al pie de la cruz (Juan 19: 25; El 
Deseado de todas las gentes, pp. 693, 700). Esta es en el Nuevo Testa- 
mento la primera vislumbre de la pasión de Cristo reflejada en las profec- 



fas de Isaías 52:14; 53: 12. Estas misteriosas palabras de Simeón tuvie- 
ron que haber penetrado en la mente de María como un sombrío y estre- 
mecedor presagio de lo que sucedería. Además, el hecho de que Simeón 
se dirigiera sólo a María parece indicar que José no sería testigo ocular de 
la escena del Calvario, 
d. El registro de Los Evangelios nos muestra una nota consistente: El tenia 
que morir (Mateo 16:21; 26:52-54; Marcos 10:45; Lucas 18:31-33; Juan 
3:14; Hebreos 9:25-28). Esto tenía que suceder. 

"Le era necesario ir a Jerusalén y padecer" (Mateo 16:21, Marcos 8:31). La 
palabra griega "dei" (traducida como "era necesario") es un término fuerte que 
se usa para expresar una necesidad ineludible. Como dice Lenski: "Estas co- 
sas deberían ocurrir. ..sin ellas no podría redimir al mundo" (R. C. H. Lenski. 
The Interpretation of St. Matthew's Gospel, p. 634) 

Suprarracional : La muerte de Cristo no se puede explicar mediante una men- 
te puramente racional. No es que sea irracional sino es suprarracional, es 
decir esta fuera del alcance de la razón humana, esta ligada a la revelación di- 
vina (Colosenses 1:26), además es única, tal como lo anunciaron los profetas 
(Lucas 18:31). 

a. La mente humana por mas grade desarrollo que logre, es aún limitada 
frente a la vastedad de la "mente divina". 

b. Quedamos anonadados al intentar comprender la plenitud de la muerte de 
Cristo. Solo es posible hasta donde Dios ha revelado en su palabra. 

c. Para los griegos era locura, no entendían. ¿Cómo Dios puede morir? ¿Ser 
crucificado? Su lógica griega se los impedía entender. 

Jesucristo nació con el anunció que debería morir, no había otra opción de 
amor contemplado por Dios. Desde pequeño ya sabía que debería morir para 
que todo aquel que crea en Jesucristo "tenga vida eterna" (Juan 3:16). Su 
muerte no fue incidental, un mero accidente. ¡No! Su muerte fue contemplada 
e el plan de salvación desde la eternidad. 



II. Vivió para morir ("Y sucedió") 

1 . El contenido de los evangelios abarca una buena parte de la semana de la pa- 
sión de Jesucristo. Así, Mateo un terció, Marcos mas de un tercio, Lucas una 
cuarta parte, Juan la mitad. 

2. La narración de los evangelios no debe considerarse como apenas una bio- 
grafía. Al contrario son resúmenes teológicos del significado de la cruz. Cada 
evangelio registra escenas que arrojan luz sobre la crucifixión del mesías 
prometido. No es apenas una simple biografía. Contiene revelación sobre el 
plan de redención. 

3. La cruz era un instrumento de tortura. Era dolorosa, usada para los criminales, 
personas de mala reputación social. Por ejemplo el caso de Barrabas, un temi- 
ble criminal de esos días. Los clavos, la corona de espinas que colocaron Jesús 
fueron dolorosamente sufridas por el Hijo de Dios. Pero esto no lo que mas do- 



lor le causo. 

a. "Jesús apenas había pasado la puerta de la casa de Pilato cuando la cruz 
que había sido preparada para Barrabás fue traída y colocada sobre sus 
magullados y sangrantes hombros. Había sostenido su carga por unas 
pocas varas, cuando, a causa de la pérdida de sangre y cansancio y dolor 
excesivos, cayó desmayado en tierra. Cuando volvió en sí, se le colocó 
nuevamente la cruz sobre los hombros y fue obligado a avanzar. Se tam- 
baleó por unos pocos pasos, sosteniendo su pesada carga, y luego cayó 
al suelo como muerto. Los sacerdotes y gobernantes no sentían compa- 
sión por su víctima sufriente, pero vieron que era imposible que llevara el 
instrumento de tortura más lejos. Estaban perplejos tratando de encontrar 
a alguien que quisiera humillarse a llevar la cruz hasta el lugar de la eje- 
cución" (Manuscrito 127, sin fecha). 

La agonía en el Getsemaní fue terriblemente dolorosa. "Mi alma esta muy triste, 
hasta la muerte" (Mateo 26:38), les dijo a sus discípulos Pedro, Santiago y 
Juan. 

a. "Sudor como sangre". Una agonía intensa. ¿Qué pasó esa noche al pie de 
los Olivos? Nunca comprenderemos en su totalidad, pero allí ocurrió la 
victoria, allí empezó a morir. 

b. Elena de White dice: "Habiendo hecho la decisión, cayo moribundo al sue- 
lo del que se había levantado parcialmente"(£/ Deseado de Todas las 
Gentes, p. 642) 

c. Nuestros pecados colectivos lo habían herido de muerte. Bebió esa 
horrenda copa señalada más allá de los postreros clavos o golpes huma- 
nos: Es una dimensión cósmica, trascendente a los hechos ordinarios de 
espacio y tiempo históricos. 



III. Un logro maravilloso (Sise logró) 

Algunos pensadores como Byron Shaffer, Pedro Abelardo, entre otros piensan que 
la muerte de Cristo no logró nada, sino que su vida es lo que importa, como un 
modelo de conducta, de perfección. No es la muerte sino su vida la que nos salva. 
La afirmación anterior es opuesta a lo que enseña la Biblia. No basta un modelo 
de buena conducta como un buen hombre, buen maestro o moralista. La Biblia en- 
seña que el ser humano estaba lejos de Dios, "siendo enemigos" (Romanos 5:10). 
Esta declaración se complementa con el texto completo. 

1 . "Salvos por su vida", "reconciliados con Dios por la muerte de su hijo" 

2. Tanto la vida como la muerte de Jesús son inseparables en el plan de salva- 
ción. 

a. "Fuimos justificados por su sangre" (Romanos 5:9); "por su llaga fuimos 
curados" (Isaías 53:5), "Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8), "murió 



por nuestros pecados" (1 Corintios 15:3). "Sin derramamiento de sangre 
no hay remisión de pecados" (Hebreos 9:22). 

Lo que se logro a través de la muerte de Cristo son al menos tres hechos gran- 
diosos: 

a. Restauración: 

El Nuevo Testamento usa varias figuras, metáforas, e imágenes para ex- 
plicar la obra de salvación de Dios en Cristo. Usa las palabras sacrificio, 
ofrenda, sustituto. "Cristo nos amo, y se entrego as si mismo por nosotros, 
ofrenda (prosphorari) y sacrificio (thusian) a Dios en olor suave" (Efesios 
5:2). La idea de este pasaje es que Cristo fue nuestro sustituto. Su muerte 
fue vicaria. También esta la idea de que nuestros pecados fueron borra- 
dos o cubierto (Hebreos 2:17). 

La metáfora que mas alienta es "katallage" (reconciliación). La raza huma- 
na quedo separada de Dios por causa del pecado. Nos convertimos en 
enemigos de Dios. Es por la muerte de Cristo que nos amistamos, se res- 
taura la armonía entre Dios y nosotros. Es decir se ha realizado la expia- 
ción. Dios toma la iniciativa (Romanos 5:8-11). "Dios estaba en Cristo re- 
conciliando consigo al mundo" (2 Corintios 5:19). 

b. Seguridad eterna: 

Desde la perspectiva esencial, la muerte de Cristo logró la seguridad 
eterna del universo. "Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodi- 
lla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;" (Fil 2: 
10,11) 

Elena de White dice: "La muerte de Cristo en la cruz aseguró la destruc- 
ción del que tenía el imperio de la muerte, del que era el originador del pe- 
cado. Cuando Satanás sea destruido, no quedará nadie más que tiente 
para hacer el mal; no se necesitará repetir más la expiación, y no habrá 
más peligro de que haya otra rebelión en el universo de Dios. Aquel que 
es el único que con eficacia puede reprimir el pecado en este mundo de 
oscuridad, evitará el pecado en el cielo. Los santos y los ángeles verán el 
significado de la muerte de Cristo" (ST 30-1 2-1 889). 

c. Esperanza eterna 

La muerte de Cristo nos da esperanza eterna. Los grandes hombres de la 
historia, como Golda Meier, Martin Luther King, J. F. Kennedy, Indira 
Ghandi, Aristóteles Onassis, Simón Bolívar, José de San Martín, Neill 
Armstrong, etc., tuvieron vidas útiles, pero todos ellos están muertos. La 
muerte es un enemigo cruento. Jesús se hizo como nosotros "para des- 
truir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es al 
diablo" (Hebreos 2:14,15). 

Finalmente la muerte será vencida "Y ya no existirá más" (1 Corintios 
15:26). Esta es una esperanza eterna. Gracias a Dios por el plan de sal- 
vación, por la muerte de Cristo. 



Elena de White afirma: "La muerte de Cristo en la cruz del Calvario es 
nuestra única esperanza en este mundo, y será nuestro tema en el mundo 
venidero. ¡Oh, no comprendemos el valor de la expiación! Si la compren- 
diéramos, hablaríamos más acerca de ella. El don de Dios en su amado 
Hijo fue la expresión de un amor incomprensible. Fue lo máximo que Dios 
podía hacer para mantener el honor de su ley y, sin embargo, salvar al 
transgresor. ¿Por qué no debe el hombre estudiar el tema de la reden- 
ción? Es el tema supremo en el cual se puede ocupar la mente humana. 
Si los hombres contemplaran el amor de Cristo desplegado en la cruz, su 
fe se fortalecería para apropiarse de los méritos de su sangre derramada, 
y estarían limpios y salvados de pecado" (Signs of the Times, 30 de di- 
ciembre, 1889). 



CONCLUSIÓN 

1. Jesús decidió voluntariamente morir. Toda la deidad planeo con anticipación la re- 
dención del hombre. No lo tomo por sorpresa. 

2. La vida de Cristo y su muerte nos da plena salvación. 

3. La muerte de Cristo logró: 

a. Redención eterna 

b. Seguridad cósmica eterna 

c. Esperanza eterna. 



Pr. Santos Corrales 




RECURSOS ESCUELA SABÁTICA 

Rolando D. Chuquimia - rdchuquimia@ciudad.com. ar 

http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 

http://groups.google.com.ar/group/escuela-sabatica7hNes 

Inscríbase para recibir recursos gratuitos para la Escuela Sabática